martes, 23 de noviembre de 2010

Micropost: Caja Madrid y BBVA en idealista.com. Ojo a los testigos

A través de su twitter, idealista.com ha anunciado que Caja Madrid y el BBVA han llegado a un acuerdo con ellos para anunciar sus pisos en el portal inmobiliario. Estos dos bancos se unen ya a una larga lista que podéis ver aquí. ¿Y por qué esto afecta a los tasadores?

Parte de nuestro trabajo está basado en la comparación de inmuebles. Para ello necesitamos obtener muestras de mercado que denominamos comparables o testigos. Las fuentes de las que los tasadores se nutren son muchas, agencias inmobiliarias, promotoras, anuncios en las ventanas de la calle... Pero internet la fuente que más y más peso gana cada día, por la comodidad de la inmediatez. Sin embargo, hemos dicho en el blog y hasta hemos insistido en que tomar testigos sin criterio es un error que puede llevar a tomar por válido un valor que no lo es. Pulsar el mercado y estar al día con lo que pasa es una obligación de alguien dedicado a valorar. Y si habéis seguido las noticias imobiliarias, debéis saber que actualmente existen tres mercados:
  1. El de particulares
  2. El de agencias
  3. El de bancos
Cuidado a la hora de elegir los testigos, porque el valor de un inmueble depende enteramente de con qué se compara.
  1. Los particulares son terriblemente reacios a bajar precios. Estamos hablando de posiblemente la mayor "inversión" (error) de sus vidas y defienden los precios aunque a la larga les cueste más. Siempre con excepciones, un testigo tomado de un particular puede dar lugar a valores elevados.
  2. Los APIs estás empezando a posicionarse de cara a la recuperación (que otros ven más alejada) y están abriendo más oficinas. Su continuo estudio del mercado les lleva a la especiallización, pero pocas veces queda reflejada en las ofertas que lanzan porque saben que la negociación es parte necesaria de la compra-venta.
  3. Y con los bancos no se sabe. Unos bajan los precios, otros no (si no pueden soportar pérdidas elevadas en su cartera).
  4. Todo lo anterior, por supuesto, no es una regla, y las excepciones son muy abundantes.
El caso es que hay que saber ahora mejor que nunca de donde obtenemos la información, y sobre todo, qué significa. o podemos llegar a errores importantes al valorar.

P.D.: Este post NO está esponsorizado, que quede claro, ¿eh?

2 comentarios:

  1. Interesante información¡¡¡

    Ojala te lo sponsorizaran xDD.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá Sergio!!! Pero de momento no puedo dejar de trabajar.

    ResponderEliminar